Menú Cerrar

Vidrios Lacados: crea un ambiente único, moderno y elegante

 Muchas veces hacemos hincapié en nuestros artículos en dar un toque de elegancia a nuestro hogar, algo muy fácil de conseguir utilizando elementos de cristal que aportan una gran belleza a cualquier habitación o espacio en el qué los instalemos. 

Otro elemento de cristal muy interesante son los vidrios lacados o esmaltados, cristal al que se le aplica un recubrimiento de laca, posteriormente secado en el horno, consiguiendo así un vidrio coloreado, a pesar de que realmente solo está pintada una de sus caras, ideal para puertas, mamparas, frentes de armario,revestimientos de murales, mesas y todo tipo de mobiliario.

Contamos con muchos fabricantes, colores y gamas de acabado de vidrios lacados, y podemos encontrarlos en acabado mate, brillante, satinado y en una amplia gama de colores.

Gracias a la gran variedad de tonos y colores podemos conseguir ambientes totalmente increíbles y podemos combinar todo tipo de colores como el morado, el amarillo, rojo y como no blanco y negro, creando así espacio llenos de luz y color en perfecta conexión con el resto de la decoración de nuestra vivienda u oficina, ya sea esta en acero, aluminio, piedra o madera.

Es por eso que su uso está tan extendido para la fabricación de puertas correderas, mamparas o estantes de cristal y recubrimiento de paredes, ya que también se puede utilizar como sustituto a los azulejos en cocinas y baños. Aunque realmente se pueden utilizar en cualquier habitación en que queramos conseguir un ambiente único, moderno y elegante, gracias a que es un material que admite muchos tipos de tratamientos como biselado, perforado, esmerilado, lo que le convierte en un material enormemente versátil y personalizable y por tanto óptimo para la decoración de interiores, ya que incluso tenemos modelos de cristales lacados con dibujos.

Otra de sus ventajas es que su limpieza es muy fácil, el cual es otro de los motivos por el que es tan habitual ver cristales lacados en restaurantes, tiendas, oficinas, o locales comerciales. Simplemente necesitaremos un paño húmedo con algún producto de limpieza para cristales y unos minutos para dejar el cristal como nuevo.
 Al igual que los cristales de seguridad de los cuales hemos hablado recientemente, los cristales lacados, suelen contar con una lámina adherente qué hace que si el cristal se rompe los cristales queden pegados entre sí evitando accidentes y cortes graves. 

Estar cómodo y a gusto en nuestro propio hogar es una de las cosas más importantes para nuestro bienestar.

Por eso la utilización de elementos de decoración como los cristales lacados y el ambiente y elegancia que estos pueden aportar en nuestra vivienda es un punto muy a tener en cuenta para no pensarlo más y simplemente elegir el sitio más adecuado para instalarlos y conseguir una casa única y moderna.

También te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: