Menú Cerrar

Láminas de protección solar para ventanas – Confort y climatización para tu hogar

En nuestro anterior artículo sobre acristalamiento de terrazas ya mencionamos brevemente las laminas solares, una protección extra en nuestras ventanas para evitar que los molestos rayos de sol penetren en nuestro hogar, bajando la temperatura general de la vivienda y mejorando su eficiencia energética.

laminas protección solar

Las laminas de protección solar son ligeras hojas auto adhesivas que se colocan de forma sencilla en las ventanas sin necesidad de obras ni molestias.

Estas láminas evitan que entre en la vivienda el 55% del calor en verano, por lo que podremos poner el aire acondicionado a más baja potencia. También actúan como barrera durante el invierno evitando la fuga del 20% del calor de la calefacción, por lo que en ambos casos notaremos un ahorro en nuestra factura de la luz.

Instalando láminas de protección solar en nuestras ventanas haremos más llevaderos los días calurosos y mejoraremos la climatización en los días de invierno.

Suele ser habitual encontrar laminas de protección solar como aislante en áticos, edificios de oficinas o viviendas con grandes ventanales ya que como veremos un poco más adelante también tenemos láminas de protección solar con efecto espejo, con las que podemos aprovechar toda la luz del día sin reflejos molestos y sin que nos puedan ver desde el exterior.

La función de estas laminas es simple: reflejar las radiaciones infrarrojas que golpean nuestro cristal y devolverlas al exterior antes de que entren y se conviertan en calor. Las láminas pueden colocarse sobre casi cualquier superficie de cristal sin que sea necesario desmontarlo, incluso pueden ser montadas por uno mismo sin necesidad de tener unos conocimientos altos de bricolaje, sin embargo es mejor siempre acudir a unos cristaleros profesionales para conseguir el mejor resultado, sin complicarnos la vida.

Podemos encontrar laminas de protección solar principalmente de tres tipos

Laminas de interior

Van fijadas en la parte interior de las ventanas, no hay que desmontar el cristal para instalarlas.
La mayor ventaja de las laminas de interior es que su vida útil es muy superior a la de una lámina exterior, al estar protegida dentro de la casa de los cambios de tiempo llegando a durar entre 10 y 12 años.

Laminas de exterior

Su efectividad es superior a las laminas de interior, ya que rechaza directamente los rayos de sol evitando que el cristal se recaliente y con él la vivienda. Estas láminas se colocan en la parte exterior del cristal sin que tampoco sea necesario desmontarlo para la instalación. Sin embargo al estar en exterior expuestas a las inclemencias del tiempo su vida útil es menor que la de las laminas de interior.

Laminas efecto espejo

Las láminas efecto espejo no solo reducen notablemente el calor que entra en nuestro hogar y el molesto deslumbramiento. Como ya hemos mencionado, gracias al efecto espejo podemos estar a gusto y fuera de las miradas de vecinos y al mismo tiempo aprovechar la luz natural que entre en nuestro hogar mientras ahorramos en climatización.

En definitiva, la instalación de láminas aislantes en nuestros cristales aporta muchas ventajas a nuestro hogar por un precio bastante económico.

Un sencillo gesto con el que conseguiremos una casa menos calurosa en verano y menos fría en invierno, y al evitar el escape de calefacción y la entrada del calor un importante ahorro en la factura de electricidad.

Las laminas solares para ventanas son una formula perfecta y asequible para ahorrar energía y hacer más confortable una vivienda u oficina.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: