Menú Cerrar

Consejos para limpiar los vidrios y cristales de tu hogar 

Todo el mundo queremos que en nuestra vivienda los cristales de las ventanas, barandillas y mamparas, estén siempre impecables y como si estuvieran recién instalados.Conseguir que queden radiantes y totalmente transparentes como el primer día es a veces una tarea que conlleva esfuerzo, ya que la suciedad se va acumulando en el cristal y cada vez es más difícil de quitar.


También tenemos que tener en cuenta, que que podremos utilizar uno u otro producto, según las características de nuestra vivienda y dónde esté, ya que las condiciones meteorológicas siempre van a influir en la limpieza de los cristales, y en el caso de Málaga, Marbella, Fuengirola o Sevilla vamos a tener unas condiciones muy concretas y antagónicas con las condiciones que se pueden dar en otras ciudades cómo Madrid o Bilbao.

Nosotros tenemos que tener en cuenta la humedad y el calor propio de Andalucía, y por eso en este artículo os vamos a decir las mejores maneras y productos para que todo el acristalamiento de vuestra casa quedé perfecto.

Si nuestras ventanas no están muy sucias nos bastará con frotar con fuerza con un trapo con agua tibia y jabón para quitar la suciedad acumulada y las manchas de grasa o polvo del cristal. Con un par de pasadas y pasando posteriormente otro trapo humedecido para quitar el jabón los cristales quedarán perfectos. Uno de los primeros detalles que tenemos que tener en cuenta a la hora de empezar a limpiar los cristales de nuestra casa es utilizar agua caliente.

Si queremos una limpieza más eficaz o no conseguimos limpiar nuestros cristales simplemente con agua y jabón otro remedio clásico es el vinagre, que además de eliminar la suciedad de los cristales aporta brillo y transparencia. Simplemente tenemos que tener en cuenta que la mezcla debe ser medio litro de vinagre por 5 litros de agua.

Frotando con ganas nuestras ventanas, barandillas o la mampara del baño con agua caliente y vinagre podemos conseguir unos resultados espectaculares que después simplemente tendremos que enjuagar con agua.

Lavavajillas o detergente para la ropa: Los productos de lavar los platos tienen un gran poder desengrasante y dentro de lo que cabe son bastante respetuosos con el cristal, por lo que también es una opción para limpiar los cristales de nuestra vivienda, simplemente mezclando en una botella con atomizador agua y un poco de líquido lavavajillas que hará más fácil eliminar toda la suciedad incrustada en los cristales, también podemos utilizar otro tipo de quitamanchas como los de la ropa, aunque su poder desengrasante generalmente es menor.

Otra opción bastante clásica es el alcohol, pero cuidado! No para todos los tipos de cristal,  si no para los espejos u otros elementos que sepamos a ciencia cierta que pueden ser limpiados con alcohol. La mayor característica de este producto es que simplemente empleando unas pocas gotas de alcohol en un trapo húmedo podemos conseguir un brillo espectacular para los cristales en los que lo apliquemos.

El amoniaco también es bastante eficaz para limpiar los cristales, ventanas y espejos por su gran efecto desengrasante y limpiador con el que podemos conseguir muy buenos resultados. Debemos reducir el amoniaco con un poco de agua ya que es un producto muy abrasivo.

También contamos en el mercado con una gran cantidad de productos especiales y específicos para limpieza de cristales, como las conocidas marcas Kärcher o la mítica Cristasol de Ajax, desde hace años propiedad del grupos Colgate así como multitud de marcas más pequeñas pero conocidas como Las 3 Brujas y cientos de marcas blancas, evidentemente siempre os vamos a recomendar las de mayor calidad, aunque es habitual que algunos limpiacristales de marca blanca den la talla y mucho, contra productos de marcas mucho más conocidas, por lo que nunca está de más a la hora de comprar cualquier producto echar un vistazo a los rankings de consumidores que tenemos por la red.

La mayor diferencia entre estos productos es su mayor o menor poder limpiador, por lo que la elección de uno dependerá del estado de nuestras ventanas, barandillas etc y de nuestra elección personal.
Tener nuestra casa tal y como queremos y su limpieza requiere tiempo y esfuerzo, especialmente sí tenemos instaladas barandillas de cristal, puertas y separaciones de vidrio o cortinas de cristal, por lo que unos cuantos consejos nunca están de más para hacernos esta tarea más fácil y rápida.

También te puede interesar

Deja un comentario

Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: