Menú Cerrar

10 Razones para instalar cortinas de cristal en tu hogar

cortina-cristal-terraza

Las cortinas de cristal son la mejor solución para acristalar nuestra terraza, aunque como ya hemos mencionado en otras ocasiones sus usos y posibilidades de instalación son muy variadas y demandadas.

Las cortinas de cristal son un tipo de cerramiento que presenta novedosas soluciones, ya que por sus características, más que llamarle cerramiento deberíamos decirle “apertura”, porque si bien estas cortinas cierran un espacio como una terraza o un balcón, lo que hacen, a la vez, es permitir una vista abierta de todo el exterior.

Al tratarse de láminas de vidrio templado unidas unas a otras en su parte lateral en la mayoría de los casos, por un solo marco en su parte superior o inferior, sin perfiles de unión de acero entre los paneles, cumplen la función de resguardarnos del viento o del frío pero permitiendo apreciar el paisaje en su totalidad. Por eso, y por mucho más, éste es un sistema que está en auge no sólo para los hogares sino también para oficinas, bares, restaurantes u hoteles.

Aquí hay 10 razones más para preferir las cortinas de cristal antes que otro tipo de cerramientos.

1. Con ellas, entra más luz
Al no tener ninguna estructura, ni base ni columna, metálica, no hay nada que obstaculice la vista desde el interior. Podría decirse que la evolución de los cerramientos acristalados ha pasado al siguiente eslabón ya que al ser totalmente de vidrio, garantiza el espacio siempre iluminado.

2. Se escucha menos ruido
Las láminas de cristal permiten el paso de la luz pero no del sonido, así que el ruido del exterior, no entra. Y no molesta a las personas del interior.

3. Es un cerramiento… ¡que se abre!
Además de que permite el ingreso de la luz, también es posible abrir el espacio simplemente desplazando los cristales y agrupándolos de la manera más conveniente. Se puede abrir parcialmente plegando algunos cristales o totalmente agrupando a todos los cristales en una esquina.

4. Se aprovecha el espacio al máximo
Como los cristales no tienen perfiles, todos los límites de espacio son bien aprovechados.

5. Son ideales para todas las estaciones
Si hace frío o calor, llueve, nieva, refresca o se levanta un viento terrible, no importa. Porque las cortinas de cristal nos protegen de cualquier inclemencia del tiempo.

6. Son resistentes
Las láminas de vidrio están hechas de cristal templado que va desde los 6 hasta 12 los mm de grosor. De acuerdo a una empresa fabricante, por el tratamiento que recibe ese cristal en su fabricación, la resistencia propia del vidrio común se multiplica por tres en caso de posibles impactos.

7. Son más seguras
Un espacio con un cerramiento de cristal, además de protegernos del clima, lo hace más seguro, especialmente si hay niños en la casa. Y también porque cubre todo el espacio por ejemplo ante posibles robos.

8. Son más limpias (y más fáciles de limpiar)
Los cristales se limpian fácilmente. Además, el mismo cerramiento bloquea el ingreso de tierra o de suciedad lo que hace más duradera la limpieza.

9. Ahorran energía
Una terraza con este cerramiento requerirá menos calefacción y aire acondicionado. Así lo calculó una empresa especialista en cortinas de cristal de alta gama, que afirma que hasta un 30% de nuestras necesidades de calefacción o de aire acondicionado “se deben a las pérdidas de calor que se originan en las ventanas”.

10. Suman un toque de elegancia
Con las cortinas de cristal cambia por completo la vista del lugar. El acristalamiento vertical transparente, que lo hace prácticamente imperceptible, encierra una belleza y un toque de distinción que a cualquiera le gustaría tener en la terraza de su casa, su tienda o restaurante.

También te puede interesar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: